Fecha

Feb 18 2022

Hora

Todo el día

Batalla entre los cimarrones de Barule y los españoles en 1728

Desde principios de 1600 los esclavizados negros protagonizaron una serie de rebeliones que se extendieron por todo el virreinato de Nueva Granada. En la costa Caribe, Panamá, Antioquia, Cundinamarca, y los Llanos Orientales se registraron cruentos levantamientos. Barûle Regnum fue escenario de una de las más importantes rebeliones de esclavizados: en Mungarrá (Tadó).

Entre los esclavizados rebeldes de Tadó había un grupo no precisado que tenía una característica común: habían sido traídos de Jamaica y hablaban fluidamente el inglés. No se sabe si algunos eran nativos de esa colonia británica, pero se presume que habían permanecido allí el tiempo suficiente para aprender el idioma anglo.

En el informe sobre el hecho al concejo de Popayán, conservado en el Archivo del Cauca, el Teniente Gobernador del Chocó Julián de Trespalacios y Mier expresa su preocupación por la posible influencia de estos esclavizados sobre los demás. Trespalacios menciona, además de Barûle, a Bernabé Mina, José Nongo y Nicolás Nanga. Por la procedencia de estas personas Trespalacios relacionó la rebelión de Tadó y pueblos cercanos con los intereses ingleses en esta región minera del Chocó y con la guerra cimarrona que se había producido a finales del siglo XVII y principios del XVIII en Jamaica. Fue tan fuerte el levantamiento que obligó a los ingleses a firmar un tratado con los rebeldes. Muchos de ellos fueron revendidos y enviados a las minas del Chocó, a donde llevaron la semilla ideológica de la lucha por la libertad.

Entre las causas de la insurrección de los esclavos se tuvo que el Estado Libre de Tadó (1715) incrementó el trabajo esclavo, ya de por sí sometido al régimen de hambre y de castigos infrahumanos, violación de las mujeres y desmembramiento familiar.

Para el año 1727 los esclavos de la hacienda Mungarrá organizan su cabildo presidido por Barûle y los hermanos Mina. Así, un día inesperado del mes de noviembre, se inició la acción de guerra por libertad, matando al esclavista y catorce españoles más. Después de dominado el territorio por los cimarrones tadoseños, s. m. Barûle es proclamado rey, el palenque estructuró un gobierno autoritario con una organización militar.

El 18 de febrero de 1728, se da la «Guerra por la Libertad», batalla entre los cimarrones y el ejército español por la recuperación de los contornos; pero la deficiencia logística y la falta de comunicación y de experiencia entre los cimarrones originó una desventaja, que aprovechó el ejército español para ganar la contienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *